19 mayo 2005

Porque te deseo...

a las 1:07:00 a. m.
No haré nada…

Más que cerrar los ojos y…

Traerte a mí. Verte a un metro de distancia parado, escudriñándome con tu mirada, buscando ese secreto que aún no conoces, en cada parte de mi cuerpo. Que te acerques poco a poco, ansiando hacerme tuya, pero tranquilo, cauteloso, midiendo cada movimiento. Que me robes un beso desenfrenadamente, casi con furia, como queriendo llegar a mi alma escarbándome poco a poco. Que me acaricies lentamente, toda completa. Que me devores y me envuelvas… y que finalmente me mires muy de cerca, todavía anhelándome.
Te abrazaré como si no quisiera que te fueras nunca. Te besaré despacio y tiernamente, como con miedo. Te miraré a los ojos, y al mirarme en ellos, me esconderé asustada y traviesa… Y volveré a ti para decirte te amo, mientras nuestros labios se rozan.

Entonces ahí…
Abriré los ojos y te desearé… tan solo un poquito más que ahora...

4 Han letreado:

rivera on viernes, junio 10, 2005 10:18:00 a. m. dijo...

El amor es complicado no?

jυlιssα ت on viernes, junio 10, 2005 5:29:00 p. m. dijo...

mmm... se puede decir...
Para mi, que todo es simple... y quienes complican las cosas, somos nosotros mismos.

rivera on lunes, junio 13, 2005 6:07:00 p. m. dijo...

muy probable.

marches! on sábado, julio 14, 2007 6:53:00 p. m. dijo...

y el deseo es mas fuerte que nosotros tantas veces..
gracias!

 

Letras Sueltas Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos