05 septiembre 2004

Vista del valle

a las 9:33:00 p. m.
Estaba pensando en qué parte de mi día me fijaría para escribir el post de hoy y volver a mantener el blog activo como antes. Y entonces me di cuenta que siempre, o casi siempre elijo la peor parte del día para escribirla y así desahogarme.
Entonces decidí que el post de hoy iba a ser algo bonito, algo alegre. Para derramar buenos sentimientos entre líneas y traer buenos recuerdos al ir relatando. Así que entonces recordé el fin de semana pasado... que fui a Constanza.


Tan solo fueron dos días en Constanza "la ciudad de las flores" aquí en República Dominicana. Pero dos días inolvidables... La belleza natural que nos cubría era increíble.
La vista desde la cabaña en que nos quedamos era hermosa. Se veía todo el valle que cubre la ciudad. Recuerdo que cuando hice las maletas no entré ninguna ropa para invierno pues es verano y ya estaba acostumbrada a coger mi traje de baño, un par de shorts, blusas de tiritos y si al caso venía unos jeans para la noche... toda veraniega! Y así mismo fuí... y tuve que andar con la toalla de playa para arriba y para abajo usandola de abrigo. Pero todo, todo era hermoso! El frío, la neblina... Me encantó. Fue como desconectarme. Quedarme así haciendo nada. Disfrutando el ambiente... y completamente absorta en la vista del valle y el cielo.

Y era que estar allá tan alto... viendo como el mundo se movía. Se sentía el amor en el aire.

Cuando el sol daba sus últimos rayos
que arropaban mi piel del frío
te pensaba...
El tan solo imaginar tenerte allí
para acurrucarnos en la luna
y arroparnos con las estrellas
a esperar que el sol sonrrojara nuestras mejillas
me mata...
Te quiero!
Son esos momentos lejos de ti ... Extrañarte, desearte... Para volver a tenerte entonces con más furbor que ayer... Me encanta!

0 Han letreado:

 

Letras Sueltas Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos