04 septiembre 2004

Vaivén

a las 4:35:00 p. m.
Me encuentro en un vaivén desde hace tiempo y creo que ya me estoy mareando…

Bien y mal
Alegre y triste
Tirando sonrisas y al momento lágrimas...

Nunca antes imaginé que podría llegar un momento como este en mi vida. Ni siquiera me paso por la cabeza... Sentía esas cosas tan lejos de mí... y ahora las siento correr en mis venas.

Odio peliar con mi madre! Al final por más rabia que me cauce no puedo hacer nada. Es ella quien ha estado allí, está y estará siempre... Cuando los amigos y amores pasen sobre mí y dejen sus huellas imborrables y se marchen con el viento. Pero entonces ¿Por qué diablos no me puedo entender con ella?

Ahora mismo me siento como lejos del mundo... Como si estuviera viendo a todo el mundo desde otro sitio... Me siento invisiblemente transparente. Como que tengo a tanta gente allí pero que no están conmigo. Antes me acompañaban y hoy no siento ni siquiera el roce de sus voces en mi oído... Estoy lejos.

Recuerdo entonces... Soy yo... Soy yo siempre... Soy yo siempre la que cede... Soy yo siempre la que cede y todo lo puede... Me siento mal.
¿Seré yo la que causa los problemas?

Pero es un vaivén... Solo que esas cosas del bien, de la alegría y de las risas hoy se quedaron con las sabanas... Porque me desperté con el mal, con la tristeza y con las lágrimas...
Y los amigos, y las nuevas cosas que han entrado a mi vida las veo detrás de la ventana. Yo aquí afuera mojándome bajo la lluvia... y ellas allí dentro calentitas.


Me caí del sube y baja...

3 Han letreado:

Julissa Batista on jueves, septiembre 11, 2008 3:41:00 p. m. dijo...

Este post pertenecia a mi primer blog: My mute heart... Pero debido a que cambie por razones que no vale la pena mencionar... He pasado las entradas existentes alla aqui... con sus respectivos comentarios.

Lamento los inconvenientes que esto pueda causar.

..::nube::.. on jueves, septiembre 11, 2008 3:42:00 p. m. dijo...

Es que el hecho de extrañar hace que el Amor crezca un poquito más, se renueve...
A veces, extrañar, hace bien...
Besos!

Anónimo dijo...

Apretarse el dedo con una puerta duele.
Golpearse la cara contra el suelo duele.
Doblarse el tobillo duele.
Una paliza, una bofetada, un puntapié, duelen.
Duele golpearse la cabeza con la punta de la mesa,
Duele morderse la lengua, duelen los cólicos,
Las caries y las piedras en los riñones.

Pero lo que más duele es extrañar...

Dark kisses

http://www.zonalibre.org/blog/lua/

 

Letras Sueltas Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos