01 julio 2004

Yo en letras

a las 7:15:00 a. m.
Soy una persona de emociones fuertes (lo que explico como: Si es alegre, muy alegre; si es triste, muy triste), por lo tanto, muy intensa, exagerada y entusiasta, que es igual a difícil de comprender. No lo niego soy taca~a y algo egoísta. Pero es algo que todavía no puedo evitar. Hablo un poquito demasiado. Y discuto un poquito tanto menos, ademas de que siempre quiero tener la razón. Tengo la manía de tener un tono imperativo lo que hace creer a los demás que los estoy mandando, aunque quiero siempre que se lleven de lo que les digo, como una especie de guía. Agradable, amigable y simpática, por lo cual se puede hablar conmigo fácilmente. Me importan los sentimientos de los demás, pero soy honesta ante todo, sin importar que la verdad duela o no. Soy alegre y me río mucho. Disfruto de mi risa y de mis hoyuelos. En exceso sensible y mimosa, lo que provoca que me lastime muy a menudo. Al mismo tiempo fácil de consolar pero difícil de reponerme del da~o que me hicieron. Muy positiva siempre y cuando mi mundo este girando correctamente, de lo contrario, suelo ser muy pesimista. Si, soy de esas que en cuanto a sus problemas casi siempre hacen una tormenta en un vaso de agua. No soy vengativa, perdono, sin embargo, nunca olvido. Persuasiva, impredecible y algo caprichosa. Ocurrente con algo de ingeniosa. Tiendo a comportarme como una ni~a de vez en cuando y de cuando en vez. (En el sentido de que me pongo a sentir y vivir el mundo a mi manera ingenua, tal cual una ni~a). Y es porque creo que nunca debemos olvidarnos de que fuimos ni~os. Pienso mucho las cosas pero me gusta llevarme de mis impulsos del corazón. Soy so~adora y romántica, tanto así que vivo la mayoría del tiempo en un mundo exterior al normal, donde solo habitamos mis fantasías y yo. Me expreso de manera particular, siempre hablo con gestos y sonidos ademas de las palabras. Quiero que las personas a mi alrededor me entiendan, aun cuando yo les dificulto el problema. Y muy a menudo, tal vez sea inseguridad, necesito poner a prueba una y otra vez las cosas, de alguna manera. Finalmente, creo en los finales felices y que la vida se mantiene por el amor.

0 Han letreado:

 

Letras Sueltas Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos